DE RELIGIÓN Y OTRAS TAREAS

Si tu religión no tiene sentido del humor, cambia de religión.


Si tú no tienes sentido del humor, no te conviene la religión.

Todo credo religioso pone a prueba tu sentido del humor, tus dudas, tu
imaginación.

Ah, y no pongas todos tus huevos en un mismo libro.

 II

Y digo yo que si estos descerebrados de dios -de cualquier dios- consiguen, aunque sea un poquito, arrebatarnos la libertad, eso que tanto nos costó conseguir, ¿no será que nos están ganando la partida poquito a poco?

También podríamos leer la cuestión de otra forma: a los illuminati políticos que nos hemos dado les valemos más sin libertad -ese engorro, puafff- que con ella, de manera que aprovechando que el Pisuerga pasa por Lugo, nos vamos de putas a Crevillente y de paso, oye, vemos La Alhambra.