NO COMMENT

NO COMMENT SÍ COMEN


Hablar no es bueno. Sobre todo si alguien vigila y pesa tus palabras. Los políticos cada vez hablan menos donde más debieran hablar y cada vez hablan más donde debieran hablar menos. La clac está bien vista. No hay como unos aplausos medidos para un jefe bamboleante, pero que aún porta sobre su dedo índice el anillo que abre las puertas de infierno o el purgatorio. En este país -y en los del entorno- un político sólo asciende si sabe dónde hablar y aplaudir, si complace a su inmediato superior, etcétera. Se asciende por el curioso y paradójico método de la genuflexión. A mayor inclinación, mayor subida. Los jefes siempre están muy pendientes del gº de la genuflexión y de la vehemencia del aplauso. Porque a falta de otros méritos anteriores sólo pueden ser eso: los vigilantes de su propio ego, las abejas reinas de su cuchitril. Asciende, pues, no el que tiene ideas, sino el que se las guarda, asciende no el que abre nuevas posibilidades críticas, sino el que calla esperando que alguno de sus compas en la carrera hacia el Abejato se vaya de la lengua y caiga en el tremedal del silencio definitivo. Gana quien desiste. Se premia la cintura, no la gracia, no la cabeza. A falta de otro método contable callar siempre suma. Lo único que suma. De ahí a la Ley Mordaza -de la que hemos hablado tan poco, compañeros, de la que hemos hablado tan poco y que nos lleva hacia una democracia cogida con alfileres- sólo hay un suspiro. Calladitos viviremos mejor. Y eso como el mildeu, crece, crece, crece.. y me calló ya, no vaya a ser todavía peor.

 ******************************************************************************


os dejo hoy con unos mensajitos aparecidos en Caza mayor (ed. Baile del sol, 2014).






MENSAJES ENCONTRADOS EN UNA BOTELLA





Todos los mensajes aquí reproducidos forman parte del legado de Buenaventura Fernández, recogido en el Museo de La Palabra, en Fuenteheridos, Sala IV, Mensajes hallados en botellas, Sección I (español/portugués). 2ª Planta.


FH317 / Kenitra—2.12.1976. ¿Alguien sabe cómo se cogen las caballas a mano?


FH567 / Isla de Man— 13.1.1979. Estoy perdida. Creo que ha sido Ludwig. Sus sicarios, quiero decir.


FH815 / Bahía —14.3.1979. Se esta garrafa chegar às mãos duma pessoa boa e caridosa, por favor avisar Clelia a rapariga que trabalha no Texaco Girĺs, a cabritinha que quase não fala português, sim, essa mesma, e digam-lhe que tenho cumprido com a minha palavra.



FH1023 / Osaka—11.3.1992. S.O.S. ¿Alguien me podría enviar por el mismo medio la receta de la sopa de aleta de tiburón?


FH1301/ Cabo Polonio (Uruguay) —3.5.1992. No consientan que me entreguen a más niños.


FH1321 / Brest—6.9.1997. Todo, todito lo que te dije es cierto. Lügnut sólo fue un capricho.


FH1342 / Palermo—9.10/1998? En esta botella dejo mis últimas voluntades. Aurelio, ocúpate de ése, tú ya sabes.


FH1354/ Mijas—10.10.1998. Es un error. No fui yo, sino Casio. Pregunten a él.

*Original en latino. Es posible que se trate de un apócrifo. Se ha encontrado un mensaje similar en Capri, que figura con la nomenclatura CM0001267—Castellina Marittima, 13/10/.2002.




FH2124 / Bergen—31.4.2001. Sé que no lo merezco, pero por compasión ¿alguien podría venir a recoger a esta criaturita?


FH2297 / Puerto Soledad—2.9.2005. Me llamo Estéfano. Tengo quince. Los balleneros me han abandonado aquí. Hace mucho frío. No me voy a quedar mucho rato, pero iré dejando notas. Deseadme suerte.


FH3114 / Aracena— 3.10.2007. Se pintan cielos a domicilio.

0 comentarios: