HACÉRNOSLO MIRAR

PARA HACÉRNOsLO MIRAR

Pagar a políticos profesionales para que digan: "Yo sólo soy partidario de dar tarjetas a los simpapeles siempre que su enfermedad sea contagiosa" y que en entre la comunidad de votantes obtenga más apoyos que los de su estricta familia, da un cierto perfil de la deshumanización a que hemos llegado o dicho de otro modo, del fracaso de nuestra sociedad. El tipo en cuestión no dice esto en una cena en su casa, con su madre que acaba de hacer un pollo al curry, no, Lo dice porque está seguro -hay alguien que ya le ha hecho los cálculos- que eso le dará votos, que eso va a ser bien recibido, que "ese" es el pensamiento de mucha gente. No me importa que lo diga un tal Albiol o un tal Le Pen. El caso es que este tipo de pensamientos cunde y cunde y cunde en nuestra desesperanzada sociedad capitalista y suicida. Antes estos pistoleros filonazis tenían la virtud de ocultar sus pensamientos, hoy le son rentables, hoy nos gobiernan pensamientos como éstos. Para hacérnoslo mirar.