VAYAN TOMANDO NOTA

Durante un par de años, tanto la caverna como la mezzo-gouche mediática se jactaba de que el 15M había quedado en un sarpullido sin más, en una aventura primaveral de agitadores y perroflautas que después de tomar las plazas y las conciencias habíanse disuelto en la soñera de las asambleas. Pero no, resulta que al despertar el clac mediático, los dichosos perroflautas y los putos agitadores seguían ahí, rumiando en la oscuridad, creciendo como ectoplasmas o animales diabólicos, royendo una por una las conciencias de millones de personas a quienes nada ofrecía el actual sistema. Y ese 15M, esa agitación social que antes tomó las aceras, toma ahora las urnas y comienza a robarle la cartera a los partidos burgueses, hasta el punto que éstos se han acojonado de verdad, tildándolos de antisistemas, de radicales, de utópicos y otros adjetivos previsibles que sólo esconden su profunda estupefacción. Pero que nadie se equivoque: la desafección política tiene ya nombres y siglas, el descontento y la esperanza tienen votos y alzan la voz, la gente desvalida y golpeada con impunidad por los dos partidos políticos ya tiene referencias, quienes se sentaban en el suelo de nuestras plazas, tienen ya escaños. Igual no pasa nada, pero quién carajo nos quita hoy la ilusión de sentirnos en el comienzo de un largo camino que devuelva la dignidad a las gentes, que abogue por una sociedad más solidaria y más justa, donde la prioridad sea el hombre y no el mercado. Señores, vayan tomando nota.



De Caza mayor


PORSI USTÉ

(De CÁRCEL DE AMOR, VI)

Escribo para agradecerle el magnifico dia que me ico pasar hacia tiempo que no me lo pasaria tan puñeteramente bien y tan emocionado tanto por estar rodeado de una persona de tantos y tantos buenos atributos como usted que sin duda yo que no tengo familia mi madre que en paz descanse murio la ascenderia de nivel y de cosa para considerarla a partir de aora mi familia si usted no me lo toma a mal por que lo que usted aecho conmigo ninguna otra mujer lo aecho como no sea pagando y no me refiero solo a lo que usted y yo sabemos sino a todo lo demás empezando digo por esas manos de usted que son una bendición y que yo no se como se las arregla pero vamos usted me aecho un hombre de los pies a la cabeza y yo no se si usted entiende lo que digo por que lo mío no son las cartas pero yo no tengo palabras para agradecerle uno de los mejores dias de mi vida y mire que tengo ya treinta y uno y llevo corrido lo mio a si que le dejo con un beso para usted y con estos cincuenta euros para que se convide a y esas señas que pongo en el sobre son las mias por si uste quiere escribirme o lo que sea.