ESCRACHE

Ni siquiera sé muy bien cómo coño se escribe. Scrasht? Desde hace unos años todos los ciudadanos venimos soportando en nuestras propias carnes esta cosa tan de moda del escrache y aquí seguimos, atados a la cruz, pataleando como conejos metidos en un saco. Es ahora cuando estos pijorros de tres reales se preocupan de la presión. Presión, chicos, es no llegar a fin de mes, ver cómo uno no puede pagar la hipoteca, presión es ver que en la fábrica o en la oficina se van a montar un ERE de aquí te espero y tú vas a caer por la rejilla, scrasht es cuando tu jefe te dice que hay que revisar a la baja el sueldo, cuando las gasolineras te dicen que hay que mirar al alza el precio de los combustibles y cuando la empresa de gas, de agua, de transpsortes, de de de (niño tómate un respiro que te vas a ahogar), el ayuntaminto, el seguro del carro... Scrasht es ver que no te alcanza, que te comes los ahorros, que tus hijos no reciben beca y que le suben las matrículas un 200%, scrasht es despedir a tus hijos en un aeropuerto, escucharlos decir que duermen en estaciones y que van a un comedor social porque no les alcanza, scrasht es ver cómo mientras unos se los llevan calentito, otros pagan sus desmanes y sus ligerezas de manos, escrasht, señores míos, es no poder ir a un hospital porque no tienes papeles o no tienes médico o no tienes medios o la lista de espera o, o o o o. Scrassht es dormir en un parque, comer una vez al día, ver cómo se pasan los dias sin nada que esperar, scrasht es imaginar el futuro de tus hijos, scrasssssssht es saber qué coño vas a hacer cuando tengas 67 o 70 años y estés molido y no tengas ni para pipas, escrassssht es levantarte y no tener ni puta de qué hacer con tu vida, acostarte y no saber qué coño hacer con tu vida, scrasssssht es ver cómo todo por lo que has luchado se disuelve como un azucarillo, scrasssht es ver cómo tu hijo trabaja por 400 euros y así, el pobre no va a levantar cabeza en toda su puta vida, scrasssssht es dar gracias a dios porque tu hijo trabaje por 400 euros, scrashhh, queridos míos, es vivir en un mundo como este, de señores y esclavos, scraaaaasht es saberte explotado y mangoneado como trabajador y saberte explotado y mangoneado como consumidor, escraaaasht es abolir el presente y abolir el futuro, scraaaaasht es saber que te toman el pelo y se ríen en tus barbas, querer que lo blanco parezca negro, scraaasht es ver cómo el estado del bienestar se viene abajo por la codicia de unos, la anuencia de otros y la inepcia de los de más allá, eso es el scraaaaaaaaaasht, una palabra que cruje apenas se pronuncia y que todos debemos hacer grande, muy grande si queremos que nuestro mundo no haga craaack o, bien mirado, termine haciendo craaaack, exactamente eso, que haga craaaack, porque acaso sea esa la única solución mal que nos pese.




SE MASCA LA TENSIÓN

En este instante nos encontramos en la calle *. Tengo que decir que llevamos aquí dos horas y la cosa se ha ido complicando por momentos. No sabemos hasta cuándo podremos seguir mantreniendo la conexión. Las fuerzas de orden público, apostadas al final de la calle, no han querido intervenir de momento, pero es posible que se vean obligadas a hacerlo en los siguientes minutos. Aquí se masca la tensión. A pesar de la aparente clama, la turba puede estallar de un momento a otro. De hacerlo, no sabemos en qué derivaría. Recuerden que ayer se contabilizaron tres muertos, según los manifestantes. Todos seguimos expectantes, porque una nueva intervención policial es, como digo, inminente, pero... sí, sí, de acuerdo, volvemos a conectar tras la publicidad.